Israel y Kurdistán

Artículo publicado originalmente en FOREIGN AFFAIRS LATINOAMÉRICA el 29/10/2015.

israel-kurdistan
Manifestación a favor de los kurdos y de la fuerza peshmerga en Tel Aviv, en agosto de 2014. Israel tiene nexos históricos con el Kurdistán iraquí, y llegado el caso, Jerusalén podría reconocer la independencia de un Estado kurdo con capital en Erbil. Crédito por la imágen: Arjan Boonman.

Cuando se habla de los kurdos suele decirse que son el único pueblo grande del Medio Oriente que aún no logra obtener un Estado nacional moderno. Constituyendo una población cercana a las 30 millones de personas, con una lengua propia, y repartidos entre Irak, Irán, Siria y Turquía, los kurdos son un pueblo que se remonta a la Antigüedad. Si bien eventualmente con la venida del Islam los kurdos se volcaron por las doctrinas musulmanas, su particularismo histórico como nación estriba de su empeño por conservar sus formas sociales y sus tradiciones por sobre sus vecinos.

En este aspecto, varios autores y comentaristas han señalado que los kurdos comparten cierta correspondencia con los judíos. Sucintamente, de por sí existe una minoría kurda que es judía y ambos pueblos, a lo largo de su historia, sufrieron persecuciones derivadas de su empeño por conservar la identidad cultural de sus respectivos grupos. En los tiempos modernos, a partir del albor de los movimientos nacionalistas, tanto judíos como kurdos fueron recriminados y vapuleados por sus anhelos de estatidad y de autodeterminación. Sin embargo, lo cierto es que mientras los primeros dieron forma al Estado de Israel, los segundos todavía discuten un prospectivo, y cada vez más tangible, Estado de Kurdistán. Continuar leyendo “Israel y Kurdistán”

Antología del odio palestino

Artículo Original.

knife_and_V_sign
Esta foto de un joven enmascarado blandiendo un cuchillo y haciendo el gesto de “V” de la “victoria” fue compartida por la página oficial en Facebook del movimiento Al-Fatah, el pasado 23 de octubre. Se lee “Seremos victoriosos o moriremos”. Al-Fatah es la plataforma comandada por Mahmud Abás, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Crédito por la imágen: Palestinian Media Watch.

Con motivo de la llamada “Intifada de los cuchillos”, acaso una tercera intifada, las redes sociales comenzaron a ser testigos de un número creciente de incitaciones al asesinato de judíos. Esto de por sí no es nada nuevo. Existe amplia documentación y evidencia que demuestra que el odio de los palestinos hacia los israelíes viene inculcado desde temprano en la niñez. Es inculcado en el núcleo familiar, en el entorno social y en la escuela. La incitación al odio proviene de libros escolares, de sermones en las mezquitas, y más recientemente de la televisión y las redes sociales. Se trata de una realidad que se ha convertido en una tradición palestina, y sin embargo es frecuentemente obviada por los medios de comunicación y los formadores de opinión.

Por fortuna existen canales que recogen y analizan el comportamiento de los medios palestinos, haciéndolos más accesibles – en su formato original – al resto del mundo. Particularmente querría resaltar a dos institutos que se dedican, en este sentido, a mostrarle a Occidente las cosas que se dicen en los programas palestinos. Me refiero a
The Middle East Research Institute (MEMRI), y a Palestinian Media Watch (PMW). En el espacio que permite este blog, al hablar del conflicto entre palestinos e israelíes, suelo hacer mención de estas organizaciones, a mi criterio “patronatos de la verdad”, en tanto muestran que aún existe una faceta cultural e ideológica fundamentalmente antitética con la paz en la escena palestina.

En base a lo revelado por MEMRI y PMW, desde hace algunos días vengo recopilando videos que manifiestan un odio latente hacia el judío, incitando al asesinato. El hecho delictivo suele ser reivindicado simultáneamente como un acto de redención nacional y como un deber religioso. A mi juicio, la naturaleza de este contenido conlleva intenciones genocidas. En efecto, si uno se guía por la definición estándar de genocidio, esto es (según la Real Academia Española), “el exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad”, vemos que lo que se inculca es un resentimiento que traspasa – por lejos – cualquier agravio perpetrado por la ocupación israelí de territorios palestinos. Aquí propongo mostrar tan solo algunos ejemplos: Continuar leyendo “Antología del odio palestino”

La guerra diplomática por los lugares santos

Artículo Original.

504353-111014-jerusalem
Vista panorámica del Muro de los Lamentos, el sitio más sagrado del judaismo, adyadcente a la Explanada de las Mezquitas, el tercer sitio más importante para el islam. Allí figuran la Cúpula de la Roca (Al-Haram Al-Sharif) y la mezquita de Al-Aqsa. A partir de los enfrentamientos entre israelíes y palestinos en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el liderazgo palestino ha buscado erosionar la legitimidad de los israelíes sobre el Muro de los Lamentos cuestionando su nexo con el judaismo. Crédito por la imágen: AFP.

En tanto Israel se enfrenta con las facciones palestinas por el tema del libre acceso a los lugares santos, disputando la misma cuestión, otra batalla está teniendo lugar en los foros diplomáticos patrocinados por las Naciones Unidas (ONU). Esto viene sucediendo particularmente en los salones parisinos de la UNESCO, el organismo creado para velar por la educación, la ciencia y la cultura alrededor del mundo. Allí, los representantes árabes del Consejo Ejecutivo lograron aprobar una “decisión” que arremete contra Israel en este y en otros frentes, todos vinculados con dichas áreas loables que – en teoría, de acuerdo con la UNESCO – deberían escapar de la política, en beneficio de la humanidad en su conjunto. Este Consejo consta de un cuerpo de 58 Estados, cuyos representantes se convocan dos veces al año para examinar la implementación de los programas específicos de la organización. A esto, según lo confirmado hasta ahora, durante el ciclo 2015 que acaba de finalizar, el Consejo Ejecutivo se ensañó con Israel, asentando en papel durísimas críticas por sus supuestas violaciones, trasgresiones y desdeño hacia los palestinos, especialmente en torno al acceso a los lugares santos.

Antes de entrar en detalles, contrario a lo que sugieren los medios internacionales, el contexto de esta “decisión” no viene dado por la presente ola de violencia entre israelíes y palestinos, la cual discutiblemente podría ser considerada una intifada. Si bien desde luego estos incidentes están implícitamente relacionados, la UNESCO, como órgano parte de la ONU, en rigor se deja arrastrar por la misma tendencia antiisraelí que viene caracterizando a dicho marco. Continuar leyendo “La guerra diplomática por los lugares santos”

Conflicto palestino-israelí: carta abierta a Pedro Brieger

Carta abierta publicada originalmente en POLÍTICAS Y PÚBLICAS el 23/10/2015.

pedrobrieger
Pedro Brieger es un sociólogo y periodista argentino, títular de la cátedra de de Sociología de Medio Oriente en la Universidad de Buenos Aires. Actualmente es frecuentemente convocado por el canal del Estado argentino, la “TV Pública”, para explyarse sobre asuntos internacionales, incluida la cuestión del conflicto palestino-israelí. En la foto, Brieger hablando de este tema, el 12 de octubre de este año. Crédito por la imagen: TV Pública.

Pedro, vengo siguiéndote desde hace tiempo y, a decir verdad, ésta es la primera carta abierta que escribo. Me gustaría creer que llegarás a leerla, pero me confieso escéptico. Yo no tengo renombre, no salgo en radio o televisión, y tampoco convoco a las multitudes que vos reunís en eventos y congresos. Sin embargo, espero que me entiendas, tenía que escribir. Muchas veces te escuché decir cosas sobre el conflicto palestino-israelí, que a mi criterio tergiversas o presentas de modo tendencioso. Bien, desde ya podríamos acordar, con justa razón, que no existe tal cosa como la neutralidad o la absoluta parcialidad. Cada quién tiene su opinión, su libro, sus certidumbres, sus puntos de vista; y eso, en sí, está perfecto. Pero el problema que veo y, al caso, el motivo por el cual escribo, pasa por que vos no sos – como dice la expresión – un simple mortal. Tenés al servicio de tus ponencias medios masivos y por ello, casi automáticamente que digamos, ostentas la capacidad de influenciar a miles de personas, sobre temas que no necesariamente conocen. No obstante, particularmente con lo que hace a Israel y a Medio Oriente, estás obsesionado. Creo que te pasaste de la raya y, desde mi lugar, quería explicarte por qué.

Verás, no te escribo para cuestionar tu formación o intelecto. Si estás en donde estás es porque tenés talento, porque sos un tipo culto en muchas cosas, y no menos importante, porque te expresas bien, de un modo que cualquiera puede entender. En función de esto último, te escuché hacer analogías quisquillosas entre el conflicto palestino-israelí, el Pac-Man y el T.E.G. Israel – le explicas a la gente – es la hambrienta bola amarilla que para pasar de nivel tiene que seguir comiendo puntitos de a poquito, pues nunca queda satisfecha. Claro, también das a entender que si uno quiere apreciar en qué consiste la geopolítica y particularmente las maquinaciones de Israel en el conflicto, uno tiene que jugar al T.E.G, el imbatible juego de estrategia argentino. Pero, ¿sabes que pasa, Pedro? La tele y la radio no son, o mejor dicho, no deberían ser, una charla de café; especialmente, cuando se habla de temas tan complicados y polémicos. Dada tu privilegiada posición como referente público sobre Medio Oriente, alguien medianamente informado se esperaría que tu análisis del conflicto palestino-israelí fuera algo más profundo que el Pac-Man o el T.E.G. Tengo 26 años, y evidentemente no tengo tu trayectoria, pero, para serte honesto, aspiro a tenerla. Hace varios años vengo invirtiendo mi tiempo leyendo de todas las fuentes posibles a mi alcance para nutrirme con múltiples líneas editoriales, tomándome la cuestión del conflicto bastante en serio. Vos sos una de esas fuentes, mas hoy día te escucho hablar de Israel y Palestina, tan sucintamente y simplificadamente, que si no me hubieran dicho que sos un prestigioso analista – por algo contratado por la CNN – pensaría que sos un charlatán que habla en base a lo que leyó en Wikipedia. Continuar leyendo “Conflicto palestino-israelí: carta abierta a Pedro Brieger”

El nuevo dilema de Erdogan

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 24/10/2015; y en AURORA el 25/10/2015 bajo el título “El nuevo dilema de Erdogan ante el avance ruso“.

erdogan-live-w-campaign-rally
El “sultán” turco, Recep Tayyip Erdogan se dirige a sus partidarios durante una manifestación de apoyo al oficialismo en la ciudad de Elazig, en marzo de 2014. Aunque su plataforma salió victoriosa durante las últimas elecciones, en junio de este año, Erdogan no logró hacerse con suficientes bancas en el parlamento como para gobernar sin necesidad de pactar con otras fuerzas políticas. En un intento por evitar formar una coalición de gobierno, el líder convocó a elecciones anticipadas para el próximo primero de noviembre. No obstante, mientras no se esperan resultados disímiles a los de junio, paralelamente se registra una peligrosa polarización social que podría ser causal de una nueva ola de violencia en suelo turco. Crédito por la imagen: Umit Bektas / Reuters.

Hace dos meses escribía que Recep Tayyip Erdogan tenía un dilema por delante. Con su popularidad en un bajo histórico, en aquella oportunidad discutía que para imponerse en las elecciones anticipadas (y generales) del primero de noviembre, el mandamás turco, en el poder desde hace más de una década, tenía que dar con un logro resonante en política exterior. Actuar o no actuar en Siria y en Irak – esa era la cuestión. Por ponerlo sucintamente, Ankara se opone al régimen de Bashar al-Assad porque representa una gran fuente de inestabilidad regional, y porque se supone el apéndice de Irán, al que Turquía quiere contrarrestar. Por otro lado, el Estado Islámico (ISIS) también representa un grave peligro, pero el Gobierno turco teme que una derrota yihadista signe una victoria kurda irreversible, poniendo a los kurdos un paso más cerca de su tan ansiada estatidad. En agosto este era el dilema de un Erdogan presionado domestica e internacionalmente por su ambigüedad y vacilación. Los analistas concedían al respecto que si el “sultán” turco quería asegurarse una mayoría parlamentaria en los comicios, necesitaba tomar una resolución contundente, y lo que es más difícil (considerando los riesgos), conseguir una victoria rápida que sea mediatizable y redituable en términos electorales.

Bien, ¿qué puede hacer el oficialismo turco, a poco más de una semana de las elecciones, para incrementar sus posibilidades? Indistintamente de lo que pase en los próximos días, lo más probable es que el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), capitaneado por Erdogan, salga como la primera fuerza política del país. El problema pasa no obstante por el hecho de que Erdogan no quiere verse obligado a formar una coalición para poder gobernar, pues hasta ahora nunca ha tenido que negociar o conciliarse con sus contrincantes políticos. Para peor, ya no puede intervenir en Siria ni aunque quisiera, y de momento difícilmente pueda actuar en Irak. Vladimir Putin le ha ganado de antemano, y le ha cortado a los turcos la posibilidad de interponerse, en detrimento del prestigio de Turquía como actor regional. Consecuentemente, podríamos decir que Erdogan se enfrenta ahora a un nuevo dilema: ¿cómo proyectar poder? ¿Apuntar sus cañones al escenario doméstico o al campo de batalla externo? Por lo pronto la distinción entre uno y el otro parece haberse desvanecido del glosario político de los turcos. Y dispare a donde dispare, Erdogan arriesga con incendiar Turquía y sus alrededores. Continuar leyendo “El nuevo dilema de Erdogan”

Islam y demagogia

Artículo publicado originalmente en POLÍTICAS Y PÚBLICAS el 15/10/2015.

sadamasad
Sean seculares o religiosos, los líderes de los países musulmanes suelen apelar continuamente a motivos islámicos para ungirse con legitimidad. La pintura de la izquierda recrea un mural de Saddam Hussein rezando. A la derecha, el que se muestra rezando es Bashar al-Assad. Crédito por las imágenes: Eric Doeringer / Reuters.

Por la razón que fuere, cuando en América Latina un líder político convoca a sus seguidores a manifestarse en las avenidas, suele apelar a una batería de temas para inspirar la cohesión entre sus partidarios. Sea este un político liberal, socialista o populista, sería de esperar, por ejemplo, que el líder busque movilizar a la sociedad enarbolando la causa de la justicia social, la democracia, o la transparencia institucional; protestando por la impunidad, la corrupción o el crimen organizado, entra tantas otras opciones disponibles. De tratarse de un creyente, quizás el líder en cuestión de vez en cuando invoque a Dios en sus intervenciones, a modo de dar cierta trascendencia a sus reclamos. Desde ya, si este además de creyente es un ferviente practicante, es posible que busque revindicar la tradición religiosa como algo inherente al patrimonio de la nación de donde viene.

Bien, sean de la caña que sean, podría ser acordado que políticos perfilados como éste último no son lo más común en esta parte del mundo (que digamos). Al hablar de religión, si bien la misma puede y de hecho tiene participación en el discurso político de todos los días, su rol no es omnipresente ni tampoco avasallante. En contraste, si uno viaja a Medio Oriente, se encontrará con una labia política distinta, que opera de otra manera, dándole a la religión islámica un papel preponderante sin parangón en otra parte. Por esta razón, los líderes de países musulmanes, incluso aquellos que son etiquetados como seculares por la prensa, están versados en la articulación de discursos cargados con motivos y significantes religiosos. En este sentido, aun cuando pueda discutirse que la mayor parte del establecimiento político de los países musulmanes es secular (piénsese también en Asia Pacífico), vale la pena explorar el capital del islam como uno de los lenguajes por excelencia de la demagogia. Otrora, los llamados orientalistas se referían a esta mezcla entre política y religión como “despotismo oriental”. Continuar leyendo “Islam y demagogia”

¿De camino a una tercera intifada?

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 14/10/2015; y en AURORA el 14/10/2015 bajo el título “Las Intifadas como llamados de atención internacional”.

intifada2
Una nueva ola de violencia viene impactando las relaciones entre israelíes y palestinos, dando pie a que algunos analistas ya hablen de una Tercera Intifada. En la foto, un palestino enmascarado lanza rocas en Hebrón contra soldados israelíes durante los enfrentamientos del 10 de octubre. Crédito por la imagen: Hazem Bader / AFP.

Tierra Santa es nuevamente foco de atención con motivo de los actos terroristas que vienen sacudiendo a israelíes y a palestinos desde hace algunas semanas. En medio de la violencia, los analistas se preguntan si se avecina una Tercera Intifada, o si esta ya es una realidad asentada. Todos los días vienen registrándose nuevos incidentes, generalmente provocados por jóvenes palestinos con armas blancas, contra uniformados y civiles israelíes.

Desde mi punto de vista, delinear a estas alturas si en efecto se trata de una intifada, es decir de un levantamiento general, es prematuro, en tanto la aseveración genera mayor pesadumbre y ansiedad. Sin embargo, en cualquier caso, la pregunta obvia es por qué está sucediéndose semejante escalada; por qué en este momento, y qué responsabilidad puede atribuírsele a cada bando. Continuar leyendo “¿De camino a una tercera intifada?”

Un mundo liderado por Corbyn y Trump

Artículo publicado originalmente en BASTION DIGITAL el 08/10/2015.

Trump-Corbyn
Con Jeremy Corbyn (derecha) a la cabeza del partido laborista británico, y Donald Trump (izquierda) posicionándose como candidato republicano, vale preguntarse qué podría suceder si ambos terminan comandando el destino de sus respectivos países. Crédito por la foto: Slaven Vlasic (Trump) / Gus Campbell (Corbyn) / newsthump.com (edición).

Imagínese por un momento la siguiente la situación. Corre el año 2020, y Jeremy Corbyn, sin entrar en detalles, además de haber logrado imbuir al laborismo británico con su liderazgo, más impresionantemente todavía, se ha impuesto en los comicios generales, convirtiéndose en primer ministro tras una década de gobierno conservador. Paralelamente, al otro lado del Atlántico, el presidente republicano Donald Trump aguarda confiado la reelección, puesto que su gestión, al grano y sin rodeos, ha sido bien recibida por un amplio margen del electorado estadounidense.

Si bien a estas alturas este escenario parece inverosímil, lo cierto es que ambas figuras están acaparando la atención. Corbyn, es cierto, pese a ser un reaccionario de la izquierda idealista, se ha alzado al mando del partido laborista, rompiendo, al menos desde la abstracción teoríca, con la moderación centrista de sus predecesores. Trump, por otra parte, es una estrella mediática en ascenso, y está ganando lugar en las encuestas de opinión, a tal punto que al partido republicano no le ha quedado otra que tomárselo muy enserio. Pero a juzgar por sus ideas y carácter, ambos referentes aparentarían ser eventos mutuamente excluyentes. Uno parecería ser la perfecta antítesis del otro; y puesto de esta manera, siguiendo la situación hipotética planteada, de momento vale preguntarse qué sucedería si por algún motivo u otro ambos terminan capitaneando el destino de sus respectivos países. Continuar leyendo “Un mundo liderado por Corbyn y Trump”

Benjamín Netanyahu en las Naciones Unidas: 45 segundos de silencio

Artículo Original.

netanyahuonu
El 1 de octubre pasado, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu habló frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Fiel a su estilo, para llamar la atención apeló a un silencio de 45 segundos. Lo hizo para marcar, alegóricamente, la pérdida de seriedad del cuerpo internacional frente a las aspiraciones nucleares de Irán. Crédito por la imágen: Cia Pak / Naciones Unidas.

Como es costumbre en esta época del año, las Naciones Unidas (ONU) inauguran las sesiones en la Asamblea General con las intervenciones introductorias de los mandatarios del mundo. Este órgano representa el principal foro internacional existente, conglomerando a 193 Estados miembros, entre otras delegaciones observadoras de distintos organismos. Al caso de la cuestión israelí-palestina, Benjamín Netanyahu pronunció su discurso el 1 de octubre, y expuso su visión acerca de los peligros latentes que acechan a su país y a Medio Oriente.

En este espacio, tal como hiciera con la exposición de Mahmud Abás, me propongo resumir y luego discutir el discurso del primer ministro israelí. Lo primero para decir es que habló durante 40 minutos, y, previsiblemente, centró su discurso en la amenaza planteada por el programa nuclear iraní, manifestando enfáticamente su oposición al acuerdo de las potencias con Teherán. Remarcó, en indirecta alusión a la administración Obama, que la historia enseña que dejadas al azar, las buenas intenciones por sí solas no bastan para lidiar con el mal. En efecto,  Netanyahu dedicó dos tercios de su tiempo para aislar a Irán y demostrar lo ridículo que es el acuerdo con dicho régimen islámico. Citó, por ejemplo, dichos por parte del líder supremo de la revolución, Ruholla Jomeini, quien habría aseverado que el acuerdo con Estados Unidos no cambiaba nada, y que por consiguiente, los estadounidenses seguían siendo vistos como enemigos. Para validar su punto, Netanyahu también mostró desde el estrado un texto reciente, escrito y difundido por Jomeini, en donde este detalla cómo será la destrucción de Israel. Continuar leyendo “Benjamín Netanyahu en las Naciones Unidas: 45 segundos de silencio”

Mahmud Abás en las Naciones Unidas: ¿el fin de la era Oslo?

Artículo Original.

abasenlaonu
El 30 de septiembre pasado, el presidente palestino Mahmud Abás se dirigió a la Asamblea General de las Naciones Unidas, y, buscando llamar la atención, aseveró que ya no se siente obligado por lo estipulado por los acuerdos de Oslo. Crédito por la imágen: Cia Pak / Naciones Unidas.

A setenta años desde su establecimiento, las Naciones Unidas (ONU), tal como es costumbre todos los años en septiembre, invita a los líderes del mundo a viajar a Nueva York para participar del debate en general de la Asamblea General, el principal foro internacional del planeta. Al caso de la cuestión israelí-palestina, Mahmud Abás pronunció su discurso el 30 de septiembre, y expuso su visión acerca de lo que le incumbe en Medio Oriente.

En este espacio me propongo resumir y luego discutir la exposición del dirigente palestino. Lo primero que se podría decir, para comenzar, es que su discurso va en línea con la narrativa que se presenta año tras año, haciendo su contenido desde ya previsible. Abás centró su exposición de 40 minutos en Israel. Arremetió contra la presencia judía en Cisjordanía, contra el bloqueo israelí a la Franja de Gaza, y demás agravios relacionados. En relación con los incidentes recientes en torno a la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, Abás acusó al Gobierno israelí de violar los derechos religiosos de los musulmanes y los cristianos. Según lo alegado por el líder palestino, el Gobierno israelí, en liga con extremistas judíos, está tramando para apropiarse de los lugares santos, de modo tal – continuó – que Israel está atentando contra el statu quo previo a 1967, cuando los lugares santos estaban fuera de la jurisdicción de los hebreos. Continuar leyendo “Mahmud Abás en las Naciones Unidas: ¿el fin de la era Oslo?”