El problema de ser políticamente correcto

Artículo Original

democraciaobrera
Este afiche fue colgado en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires a mediados de 2013, y descolgado por uno de mis estudiantes. Como puede observarse, los partidarios de “Democracia Obrera” sugieren que la situación en Siria corre a cuenta de Israel.

En un acertado y sintético comentario, George Chaya expone lo que a mi criterio es una de las principales crisis intelectuales que afronta Occidente hoy por hoy: la insolvencia del discurso políticamente correcto, en muchos aspectos identificado con las vertientes del llamado progresismo. En esencia, como en efecto indica Chaya en su columna, el problema en cuestión es la aparente e inmutable convención que ha sido establecida después de la Segunda Guerra Mundial sobre lo que está bien y lo qué está mal decir. Tal barrera es caprichosa, pues mientras entretiene ciertas miradas y apreciaciones sobre el bien y el mal en el mundo, al mismo tiempo condena visiones contrapuestas que pueden sumar grandes aportes a los debates actuales.

Llevado esto a la política internacional, vale preguntarse, entre otros interrogantes – ¿por qué las manifestaciones que demonizan a democracias como Estados Unidos o Israel reúnen a miles de personas, mientras que aquellas que expresan su rechazo contra dictaduras como Arabia Saudita o Corea del Norte reúnen a tan solo un puñado de manifestantes? Tal vez más relevante estos días, tal como se pregunta Chaya, ¿por qué no hay movilización para clamar contra las atrocidades del Estado Islámico (EI)?

Como acierta el profesor, la respuesta pasa por aseverar que estamos perdiendo la capacidad de discernir entre el bien y el mal. Pero… ¿por qué? Continuar leyendo “El problema de ser políticamente correcto”

El opio de los intelectuales: la izquierda y el conflicto palestino-israelí

Publicado originalmente por periódico COMUNIDADES el 27/08/2014 (Año XXIX N°570). La versión que aquí se ofrece ha sido extendida.

Pedro Brieger, periodista y sociólogo argentino, titular de la cátedra de Sociología de Medio Oriente presenta su libro en televisión en 2011. De origen judío, Brieger ha entrado en un curso de colisión con la comunidad judía por sus fuertes declaraciones antiisraelíes en la televisión del Estado.
Pedro Brieger, periodista y sociólogo argentino, titular de la cátedra de sociología de Medio Oriente presenta su libro en televisión en 2011. De origen judío, Brieger ha entrado en un curso de colisión con la comunidad judía argentina por sus fuertes declaraciones antiisraelíes en la televisión del Estado.

Una de las máximas marxistas consiste en que la religión es el opio de los pueblos, uno de los componentes ideológicos y superestructurales que prestan servicio al interés de la clase dominante para asentar control sobre las mentes de un colectivo desprevenido. Entreteniendo el concepto, Raymond Aron decía en 1955 que el opio en realidad no era otro que el marxismo mismo. Por donde se moviera, en pleno auge de los estudios poscolonialistas, Aron observaba que los intelectuales occidentales tomaban al marxismo como una doctrina, irónicamente como una religión a la cual sindicalizaban toda opinión, crítica y contenido. No por poco, El opio de los Intelectuales es considerado el magnum opus de quien fuera uno de los grandes pensadores liberales del siglo XX.

Su obra permanece de lo más relevante y seguramente lo seguirá siendo en el futuro previsible. Pero uno de los sentidos en donde se puede apreciar dicha vigencia se resalta en lo que tiene que ver con el conflicto palestino-israelí. Continuar leyendo “El opio de los intelectuales: la izquierda y el conflicto palestino-israelí”