¿Una nueva incursión turca en Siria?

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 18/12/2018.

Tropas turcas se concentran en la frontera de Siria, en Hassa, en la provincia de Hatay, el 21 de enero de 2018. Turquía recientemente ha amenazado nuevamente con expandir sus operaciones militares en el norte de Siria citando la lucha contra el terrorismo kurdo. No obstante, Estados Unidos mantiene una presencia militar en la zona. Crédito por la imagen: Bulent Kilic / AFP / Getty.

El 11 de diciembre, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que su país está listo para expandir sus operaciones militares hacia ambas orillas del Éufrates. Acompañadas por un movimiento de tropas sobre el límite noreste de Siria, estas palabras despertaron preocupación internacional, y sobre todo la atención de Estados Unidos. Ankara plantea que las milicias kurdas que operan cerca de su frontera son terroristas, y que presentan una amenaza a su seguridad que debe ser contenida.

No obstante, Washington no solo respalda militarmente a los kurdos, sino que cuenta con tropas en el terreno, poniendo de relieve la posibilidad de un enfrentamiento directo entre soldados de países supuestamente aliados, por lo menos dentro del marco de la OTAN. Este potencial escenario no es un tema de discusión nuevo, y viene siendo analizado desde hace dos años.

Más allá de los avisos de Turquía, lo cierto es que la presencia norteamericana en el Kurdistán sirio ha sido el principal factor que ha parado la mano de Erdogan. Pues, para su desdicha e infortunio, la administración de Donald Trump no ha sido receptiva a sus quejas ni advertencias. Vale preguntarse entonces qué sucederá a continuación, y si esta vez Turquía hará valer sus amenazas, pese al riesgo de “accidentes”, lo que es decir fuego cruzado con tropas estadounidenses. Continuar leyendo “¿Una nueva incursión turca en Siria?”

Configuración territorial cambiante: las fuerzas de Al-Assad avanzan sobre Deir Ezzor

Artículo Original.

Mapa del conflicto sirio provisto por https://syria.liveuamap.com, actualizado al 18 de noviembre de 2017. Las fuerzas leales a Bashar al-Assad lograron recientemente expulsar al Estado Islámico de su último bastión de peso en Siria, Deir Ezzor. No obstante, las milicias kurdas pertenenientes a las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) compiten por terreno, y sobre todo por el gran premio: los campos de petroleos lindantes al Éufrates.

Los medios reportan que el autodenominado califato islámico ha perdido su último bastión de envergadura en Siria, la ciudad de Deir Ezzor, y que ahora se bate por conservar sus posiciones remanentes en torno al Éufrates, en el este del país. Este acontecimiento se suma a las significativas derrotas infligidas a los yihadistas en los últimos meses, vaticinando el fin del Estado Islámico (ISIS) como se lo conocía hasta ahora. En julio los terroristas perdieron Mosul frente a las fuerzas iraquíes y las milicias chiitas apoyadas por Irán; y en octubre sucumbieron ante la ofensiva de los kurdos sirios en Raqqa, agrupados en las llamadas Unidades de Protección Popular (YPG). Como marca George Chaya, las derrotas en Siria e Irak incluso provocaron el colapso del aparato propagandístico del califato virtual.

No obstante, más allá de que la mancha negra del ISIS está achicándose, su relativa desaparición podría eventualmente desencadenar un conflicto abierto entre las fuerzas del régimen sirio y las milicias kurdas como las YPG. Similar a lo que ocurre en Irak –en términos de la realpolitik– podría discutirse que el ISIS representaba una suerte de “tapón” o buffer entre actores adversos. Siendo el enemigo común de todas las partes, su existencia venía previniendo que se destaparan enfrentamientos relevantes entre las distintas partes que compiten por territorio en Medio Oriente. En este sentido, mientras que la derrota del ISIS está trayendo una mayor proyección iraní en Irak, en Siria esto está beneficiando a los kurdos; que tarde o temprano estarán en la mira de Damasco. Continuar leyendo “Configuración territorial cambiante: las fuerzas de Al-Assad avanzan sobre Deir Ezzor”