El escándalo diplomático entre Turquía y Holanda beneficia a Erdogan

Artículo Original.

Una pancarta con la imágen del presidente turco Recep Tayyip Erdogan durante los disturbios en Rotterdam, el 11 de marzo. Manifestantes a favor del líder turco protestaron contra la decisión de las autoridades holandesas de prohibirle la entrada al país a funcionarios turcos.  A su vez, esto dio pie a un escándalo diplomático entre Holanda y Turqía, que se desarrolla en claro detrimento de las pretensiones europeas para con Turquía. Crédito por la imágen: Dylan Martinez / Reuters.

El 12 de marzo se suscitaron nuevamente tensiones diplomáticas entre Turquía y la Unión Europea, luego de que los holandeses no le permitieran al líder turco, Recep Tayyip Erdogan, hacer campaña política en suelo neerlandés. El embrollo comenzó un día antes, cuando las autoridades holandesas le prohibieron el ingreso al ministro de Exteriores y a la ministra de Familia y Políticas sociales. Los representantes turcos se disponían a hablar en un evento a favor del referéndum impulsado por Erdogan, quien busca convertirse en un superpresidente con facultades que lo posicionarían por encima del parlamento. A todo esto, se desarrollaron disturbios frente al consulado turco en Rotterdam, y en lo sucesivo “el sultán” acusó a los holandeses y a sus vecinos occidentales de actuar como nazis, suponiendo la existencia de un vil acuerdo de bloque contra Turquía. Lo que es más, Erdogan mandó a romper temporalmente las relaciones con Holanda.

Las tensiones entre la Unión Europea y Turquía vienen en constante aumento con motivo de dos cuestiones que preocupan a los europeos. Por un lado, los funcionarios occidentales están escandalizados con el tono crecientemente autoritario de Erdogan, sobre todo tras la purga de opositores que devino luego del fallido golpe de Estado en julio pasado. Por otro, desde una óptica más pragmática, Erdogan viene apelando a los refugiados como si fueran un arma política, amenazando con “abrir las puertas” para que estos crucen hacia el oeste. Jugando a las sensibilidades políticas que prevalecen en Europa en torno al asunto migratorio, el presidente turco insiste en que solo la cancelación del visado que Bruselas imparte hacia sus conciudadanos evitará este escenario. Como respuesta, sucede que las autoridades austriacas, alemanas, suizas y danesas, adoptaron recientemente medidas similares, prohibiendole a Erdogan hacer proselitismo político con la importante minoría de origen turco que habita Europa.

No obstante, lejos de truncar las aspiraciones del hombre fuerte de Ankara, por lo pronto parece que el escándalo lo beneficia enormemente, en claro detrimento de las pretensiones europeas para con Turquía. Continuar leyendo “El escándalo diplomático entre Turquía y Holanda beneficia a Erdogan”

Erdogan: a un paso de consagrarse sultán de los turcos

Artículo Original.  Publicado también en POLÍTICAS Y PÚBLICAS el 30/01/2017

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se dirige a una audiencia durante un acto en Gaziantep, el 28 de agosto de 2016. Tras la aprobación de una reforma constitucional en el parlamento, Erdogan está un paso más cerca de consagrarse finalmente como líder formalmente indiscutido de Turquía. Para ello, Turquía debe decidir en abril mediante un referéndum si le otorga al presidente poderes sin precedentes, y la posibilidad de permanecer en el cargo potencialmente hasta el 2029. Crédito por la imágen: Yasin Bulbul / AP.

El 21 de enero el parlamento turco aprobó un paquete de reformas constitucionales dirigidas a empoderar al ejecutivo sobre el legislativo. En esencia, esta novedad le permitiría a Recep Tayyip Erdogan formalizar y afianzar su dominio unipersonal sobre la política de su país. En efecto, el “sultán” –por su estilo autoritario– venía persiguiendo desde hace tiempo una reforma superpresidencialista, a modo de quitarle poder al parlamento, y hacer de Turquía un sistema no muy disímil al existente en Rusia.

Por descontado, el proyecto de reforma es controversial. En palabras de Pinar Tremblay, significa concederle a Erdogan una “presidencia imperial” integralmente basada en su imagen y semejanza. Aunque en la práctica esta es una realidad ya consumada, Erdogan necesita que el aparato legal rubrique el proceso. En este sentido, la decisión del parlamento debe ser ahora confirmada mediante un referéndum popular que posiblemente tendrá lugar en abril; y se anticipa que el voto será una de las instancias más relevantes como polarizadoras en la historia de la vida política turca.

Si Erdogan gana, tendrá rienda suelta para gobernar cual autocrático que es, y llevar a cabo su programa de contrarreforma cultural y religiosa, lo que le permitirá erosionar los cimientos laicos y republicanos del molde kemalista. Asimismo, tendrá la oportunidad de mandar sin trabas hasta el 2029. Una de las cláusulas de la enmienda constitucional estipula que las elecciones presidenciales ocurrirán en simultaneo a las legislativas, dándole al líder términos renovables de cinco años como virtual jefe de Estado y de Gobierno. Erdogan no puede darse el lujo de perder. Siguiendo la lógica prevalente, si el “no” triunfa en el referéndum, se enfrentaría a una derrota políticamente existencial. Aunque podría rebuscársela para prorrogar su caída, no contar con el voto de confianza de la ciudadanía dañaría irreversiblemente su imagen. Presumiblemente, la oposición volvería a recuperar terreno y legitimación, acaso revirtiendo el rumbo fijado por el jefe filoislamista. Sin embargo, creo que este último escenario es poco probable. Continuar leyendo “Erdogan: a un paso de consagrarse sultán de los turcos”

El asesinato del embajador ruso en Turquía: consideraciones preliminares

Artículo Original.

El embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, en la galería de arte en Ankara, momentos antes de ser asesinado por el policía que está detrás. Si bien el incidente seguramente impactará negativamente las relaciones entre Rusia y Turquía al corto plazo, difícilmente pueda revertir el rapprochement entre Moscú y Ankara. Crédito por la imagen: Burhan Ozbilici.

El embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, fue asesinado el 19 de diciembre en Ankara por un guardia que se suponía que tenía que protegerlo. El asesino, Mevlüt Mert Alintas, es un policía de la unidad antidisturbios de 22 años, y vació su cargador justo cuando el embajador se disponía a dar un discurso en una galería de arte, probablemente ensalzando los lazos culturales entre Rusia y Turquía. Luego de cometer el asesinato, el joven policía grito en árabe:”Le juramos a Mahoma que moriríamos en martirio…en venganza por Siria y Alepo”. Tambíen pronunció en turco: “No se olviden de Alepo. No se olviden de Siria…no estarán a salvo. Solo mi cuerpo muerto saldrá de aquí”.

Podría decirse que la realidad superó la ficción. Los investigadores se ocuparán de averiguar si Alintas se radicalizó antes o posteriormente de haber entrado en el cuerpo policial. No obstante, el asunto más urgente es medir el impacto de este asesinato en las de por sí complicadas relaciones entre Rusia y Turquía. Si bien aún no es posible ver las cosas con cierto margen de perspectiva, es posible hacer una evaluación preliminar.

Continuar leyendo “El asesinato del embajador ruso en Turquía: consideraciones preliminares”

¿Una mezquita para Atenas?

Artículo Original.

28323328243_f865242795_z
La mezquita de Tzistarakis en el centro de Atenas, utilizada hasta 1832, cuando Grecia se independizó del dominio otomano. Fue una de las últimas mezquitas “oficiales” de Atenas, y hoy funciona como museo. Son tantas las sensibilidades en Grecia en torno al islam, que la construcción de una nueva mezquita “oficial” ha levantado polémica. Crédito por la imagen: Will Horner / Middle East Eye.

Uno de los temas más llamativos en la política griega tiene que ver con la construcción de lo que vendría a ser la primera mezquita de Atenas propiamente dicha. En octubre, el parlamento heleno decidió por amplia mayoría acelerar el proyecto, y sería financiado con fondos públicos, por un costo cercano al millón de euros. Esto, acaso trivial en las capitales multiculturales de Europa, se ha convertido en motivo de discusión. El motivo es aparente cuando se considera que Atenas no posee una mezquita oficial desde hace más de 180 años, prácticamente desde que los griegos se independizaron de los otomanos en 1832.

El hecho de que no haya una “Gran Mezquita” en la ciudad, otra que el edificio de la antigua mezquita Tzistarakis, dice mucho acerca de la relación entre griegos y turcos, a quienes se asocia localmente con el islam. Si bien en la capital del país existen por lo menos tres mezquitas, recientemente legalizadas como tales, hay muchos centros religiosos de reunión clandestinos, algunos funcionando en estacionamientos. Se estima que Grecia alberga a cerca de 500.000 musulmanes, lo que equivaldría al 4,7% de la población. En Atenas, la población estaría ubicada entre los 130.000 y los 200.000.

Por esta razón, el hecho de que la comunidad musulmana pueda conseguir un centro religioso adecuado a sus necesidades no es algo menor. En rigor, el quid de la cuestión aparece al cuestionaros por qué esto no sucedió antes, dado que Grecia es un país moderno, y lo que es más, parte integral del mundo occidental. Por ello tengo la impresión de que el tema de la mezquita plantea un debate más amplio acerca del carácter identitario de los griegos, y los valores que estos quieren proyectar. Continuar leyendo “¿Una mezquita para Atenas?”

Mosul: revisionismo turco y geopolítica

Artículo Original.

erdoganmosul
Recep Tayyip Erdogan dejó recientemente en claro que Turquía tiene que estar involucrada en la liberación de Mosul. Apelando a una retorica revisionista, y articulando argumentos estratégicos, el presidente turco aseguró que su país no se quedaría afuera de la pugna por territorios e influencia en Medio Oriente. Crédito por la imagen: Murat Cetinmuhurdar / Google Maps.

El 22 de octubre, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan sugirió que Mosul y Alepo le pertenecen al pueblo turco, pues durante siglos fueron parte de los dominios otomanos. Sus declaraciones se produjeron durante la apertura de una institución educativa en la ciudad de Bursa, al sur de Estambul. Los dichos coinciden, por un lado, con la ofensiva en Mosul contra el Estado Islámico (ISIS), y por otro, con la campaña rusa-siria contra los rebeldes en Alepo. Según lo marcan los analistas, el mandamás turco, operador político de la llamada doctrina neootomana, está irritado frente al prospecto de verse aislado en la repartija regional que tendrá lugar en Medio Oriente luego de extinguidas las actuales insurgencias. En este sentido, las palabras de Erdogan vienen a expresar las polémicas revisionistas de Turquía, que datan desde hace casi cien años; desde la sucesión otomana y la subsecuente fundación de la república kemalista.

Inserto en esta trama, Erdogan es un demagogo ávido en casa, y sin embargo una molestia para todo mediador internacional que debe tratar con él. Si bien es evidente que, con Rusia asentándose de forma permanente en Siria, Alepo seguirá siendo un objetivo inalcanzable para los turcos, el cálculo es algo más ambivalente en cuanto a Mosul. Esto no necesariamente significa que Turquía vaya a insertarse de lleno en un estado de guerra, pero más bien que buscará apuntar su influencia al sur de su frontera, particularmente en detrimento de los ayatolas y el Estado iraquí, que representan la competencia islámica (chiita) al proyecto (sunita) que enarbola Erdogan.

En todo caso, el presidente turco está más que dispuesto a jugar la carta nacionalista para ratificarse alegóricamente como sultán (así le llaman), haciendo que sea conveniente detenerse en su postura, para analizar si la proyección estratégica a la que aspira Turquía es plausible. Continuar leyendo “Mosul: revisionismo turco y geopolítica”

Incursión turca en Siria: ¿por qué ahora?

Artículo Original. También publicado en INFOBAE el 01/09/2016.

tanqueturco
Un tanque del ejército turco se dirige hacia Siria, en la ciudad fronteriza de Karkamis, el 24 de agosto de 20116. Turquía finalmente ha intervenido en el conflicto sirio, a los efectos de frenar el avance de las milicias kurdas. Crédito por la imagen: Bulent Kilic / AFP.

El miércoles 24 de agosto las fuerzas armadas turcas lanzaron la operación terrestre “Escudo del Éufrates” para expulsar al Estado Islámico (ISIS) del área de Yarablus, en la frontera con Turquía. Con esta jugada, Ankara interviene militarmente en el conflicto sirio por primera vez. Según fuentes oficiales del Gobierno turco, el objetivo de la operación consiste en abrir un corredor para que la oposición moderada pueda tomar posesión del área, lo que representa un duro golpe al grupo terrorista. Es a través de la frontera con Turquía que los militantes islámicos contrabandeaban armas y recursos para su campaña, y también reclutas hacia el campo de batalla.

Por lo pronto, Recep Tayyip Erdogan anunció que la ciudad ha sido vaciada de elementos yihadistas en beneficio del Ejército Libre Sirio (FSA), la oposición moderada, que –aprovechando las circunstancias– tomó las posiciones del ISIS. Se dice que este es un acontecimiento significativo, pero vale la pena indagar sobre el asunto, y preguntarse por qué Turquía actúa ahora, cuando lo podría haber hecho un año atrás. Continuar leyendo “Incursión turca en Siria: ¿por qué ahora?”

¿Qué significa la reunión entre Erdogan y Putin?

Artículo Original. También publicado en INFOBAE el 16/08/2016.

putinerdogan
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan reunido con el presidente ruso Vladimir Putin durante un encuentro en San Petersburgo, el 8 de agosto de 2016. Se ha dicho que el encuentro fue ante todo simbólico, y que marca el inicio en la normalización de las relaciones entre ambos países. Crédito por la imagen: Sergei Karpukhin / Reuters.

Días atrás, el 9 de agosto, Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin se reunieron en San Petersburgo. La reunión marcó el primer encuentro entre ambos líderes desde que Turquía derribara un caza de combate ruso en noviembre del año pasado; y el evento sugiere que ambas naciones están dispuestas a reconciliarse. Por supuesto, esta reunión, para nada casual, se produce a menos de un mes de la intentona golpista en Turquía.

La reunión recibió mucha cobertura mediática por parte de la prensa internacional. Evidentemente, esto se debe a la notoria personalidad que caracteriza a ambos líderes. Erdogan y Putin tienen prácticamente la misma edad (62 y 63 años), y comparten la misma inclinación por una política de macho, aquella idealización del hombre fuerte que pone sobre sus hombros la carga de llevar a la nación a la grandeza, y librarla de sus enemigos. ¿Qué significa entonces el encuentro entre estos dos líderes de impronta mundial? Continuar leyendo “¿Qué significa la reunión entre Erdogan y Putin?”

La Teoría de las Relaciones Internacionales y Medio Oriente: liberalismo

Ensayo Original.

gazaturkey
Durante una ceremonia en enero de 2015, palestinos de la Franja de Gaza celebran el apoyo prestado por Turquía, en conmemoración del invidente de la flotilla turca dirigida a Gaza que en 2010 fue interceptada por Israel. Según la teoría liberal de las Relaciones Internacionales, hay variables complejas que crean interdependencia entre los Estados. Las instituciones globales y el comercio son factores que mitigan las adversidades, y dificultan el riesgo de guerra. Además, según los liberales, algunos Estados están mejor capacitados que otros para ejercer el llamado poder blando, la reputación que permite persuadir a otros actores sin necesidad de emplear amenazas. Crédito por la imagen: NTV.com.tr.

Como disciplina académica, el estudio de la diplomacia y de los asuntos internacionales presenta varios marcos teóricos. En esta materia, las teorías imparten aproximaciones conceptuales para explicar y dar cuenta del comportamiento de los actores que influyen sobre el globo. Por supuesto, el principal foco de los modelos teóricos son las entidades políticas, particularmente los Estados

Esbozadas para predecir o explicar el comportamiento de los Estados, las teorías se arraigan en visiones contrapuestas sobre la naturaleza misma de los seres humanos. En este sentido, hay una pregunta que, entre otros interrogantes secundarios, domina el debate: ¿hasta dónde o bajo que circunstancias los Estados están dispuestos a cooperar?

Como parte de una entrega de tres partes, el propósito de este escrito consiste en analizar los méritos y en todo caso la relevancia de la llamada teoría “liberal” de las Relaciones Internacionales, aplicada sobre el escenario de Medio Oriente. En respuesta a la pregunta planteada recién, los partidarios del enfoque liberal tienden a ser optimistas, en la medida que asignan un valor positivo a la colaboración. En cierto punto, la suponen incluso como algo inevitable que opera en beneficio de los intereses de todas las partes. Continuar leyendo “La Teoría de las Relaciones Internacionales y Medio Oriente: liberalismo”

Golpe de Estado fallido en Turquía: el escenario hasta ahora

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 17/07/2016.

160715212318-23-turkey-coup-0725-exlarge-169
Una multitud se congrega cerca del Puente Fatih Sultan Mehmet durante los enfrentamientos con los militares, durante la madrugada del 16 de julio de 2016. Tras el fallido golpe de Estado en Turquía, es muy probable que Recep Tayyip Erdogan actúe más unipersonalmente, profundizando la marca aristocrática que caracteriza al Gobierno turco. Crédito por la imagen: Gurcan Ozturk / AFP.

El fallido golpe de Estado que sacudió a Ankara y a Estambul dice mucho acerca de la coyuntura política de Turquía. Vista en perspectiva, la iniciativa de los militares sublevados no representa ninguna sorpresa. Las fuerzas armadas turcas se consideran a sí mismas las garantes de la estabilidad y el laicismo; y, en este sentido, tras experimentar cuatro golpes de Estado, la historia contemporánea de Turquía está marcada por una tensión permanente entre el aparato civil y el castrense. Ya en términos más concretos, las vicisitudes de Erogan en el escenario regional, su política perjudicialmente ambivalente en relación al Estado Islámico (ISIS), y la consecución de su agenda islamista en el plano doméstico, son factores que posiblemente expliquen parte de la motivación de los generales rebeldes.

Por lo que se pudo confirmar hasta ahora, aunque es muy temprano para dar con cifras definitivas, el intento de golpe se habría llevado la vida de alrededor de 200 personas, y habría dejado un saldo de 2800 heridos. Por lo visto, aparentemente las fuerzas armadas se habrían dividido en dos bandos. Si bien de momento no es posible precisar la extensión del movimiento rebelde, se puede conceder que los sublevados fueron una minoría, y que hubo elementos militares que se enfrentaron entre sí. Algunos analistas sugieren que los golpistas habrían buscado inspirar una revuelta mayor que al final no se concretó.

Turquía vive una situación crítica, y no está claro como seguirán desenvolviéndose los acontecimientos. Sin embargo, a partir de algunos hechos dados a conocer, pueden extraerse algunas conclusiones. En principio, si en efecto se corrobora que el golpe fracasó, debe concederse que Recep Tayyip Erdogan estará —de aquí en más— en una posición mucho más fuerte. Con el país en el borde de una crisis institucional, es de esperar que el tono autocrático del Gobierno se exacerbe a niveles sin precedentes.

En este punto cabe tener presente que a Erdogan se le conoce como “el sultán”. Gracias a su carisma y a su avidez política, Erdogan ha conseguido un alto grado de discrecionalidad unipersonal sobre los asuntos del país. En los últimos años impuso severas restricciones a la libertad de expresión, y su discurso confrontador polarizó la opinión pública. Por ello, amparándose en la existencia de conspiraciones en su contra, es plausible que el hombre fuerte de Turquía continúe concentrando poder en su figura. Tal como este lo expresó lacónicamente, el fallido golpe fue “un regalo de Dios”. En la práctica, le concederá las facultades extraordinarias para deshacerse de sus enemigos. Continuar leyendo “Golpe de Estado fallido en Turquía: el escenario hasta ahora”

Ramadán: ¿por qué la ola de atentados?

Artículo publicado originalmente en POLÍTICAS Y PÚBLICAS el 06/07/2016.

bagdad2
Dolientes marchan en Bagdad por el sitio en el cual se produjo el ataque suicida del 3 julio. Este ataque, el más sangriento desde 2003, se cobró la vida de por lo menos 250 personas. Las víctimas estaban haciendo las compras para marcar el fin del Ramadán. Paradójicamente, el mes santo del islam ha visto una seguidilla de ataques terroristas. Crédito por la imagen: Ahmad Al-Rubaye / AFP.

El Estado Islámico (ISIS) está llevando a cabo una ola de atentados en todo el mundo. El más reciente, este 4 de julio en Arabia Saudita, llegó incluso a alterar la normalidad de un lugar sagrado, la Mezquita del Profeta (Al-Masjid Al-Nabawi) en Medina. A este hecho se le suman, entre otros ataques, los atentados cometidos hace pocos días en Estambul (el 28 de junio), Bangladesh (el primero de julio),  y en Bagdad (el 3 de julio). Lo que es más, estos actos ocurrieron durante el presente mes de Ramadán.

Paradójicamente, esta ola de atentados se produce durante circunstancias muy adversas para el ISIS, que está perdiendo terreno en Siria y en Irak. Rusia y la coalición armada por Estados Unidos están empujando al ISIS hacía atrás. De acuerdo con el Departamento de Estado norteamericano, el grupo yihadista más infame ha perdido el 47% de su territorio en Irak, y el 20% de sus posiciones en Siria. Así y todo, daría la impresión que el número de atentados se ha incrementado, particularmente en el mes más santo para el colectivo musulmán. ¿Cómo se explican estos acontecimientos? Continuar leyendo “Ramadán: ¿por qué la ola de atentados?”