Hamas y Fatah: ¿Sigue en pie la reconciliación?

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 26/03/2018.

El primer ministro palestino Rami Hamdallah (segundo a la derecha) es escoltado por sus guardaespaldas al momento de llegar a Gaza el 13 de marzo de 2018. Hamdallah fue recibido con honores por la fuerza policial de Hamas. No obstante, a poco tiempo de llegar, la comitiva de Hamdallah fue atacada con un explosivo y tuvo que regresar a Cisjordania. Teniendo en cuenta que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) culpó a Hamas por el atentado, este incidente pone en duda la viabilidad del acuerdo alcanzado entre seculares e islamistas en octubre del año pasado. Crédito por la imagen: Mahmud Hams / AFP.

El 13 de marzo se produjo un incidente que pone de manifiesto la inevitable conflictividad entre Hamas, el partido islamista que gobierna la Franja de Gaza, y Al-Fatah, el partido que domina la Autoridad Nacional Palestina (ANP) con sede en Ramala. Ese día, el convoy de Rami Hamdallah, el primer ministro palestino, fue atacado en el norte de Gaza cuando se dirigía a participar de la inauguración de una planta para el tratamiento de aguas residuales. Un explosivo colocado en la ruta explotó cuando el convoy hizo su aparición, poco tiempo después de que la comitiva de Hamdallah cruzara el checkpoint fronterizo. El premier resultó ileso, pero la explosión hirió a varios de sus guardaespaldas. La comitiva regresó inmediatamente a Cisjordania, y posteriormente el presidente Mahmud Abbas acusó a Hamas de querer asesinar deliberadamente a Hamdallah.

Este suceso refleja que la rivalidad entre las facciones palestinas más importantes está condenada a ser una fuente de fricción y conflicto. En este aspecto, así como ya lo remarcaba en otras oportunidades, Hamas y Fatah vienen improvisando acuerdos de unidad desde hace tiempo, y ninguno de ellos ha logrado vencer la profunda desconfianza entre las partes. Por ello, teniendo en cuenta que en octubre del año pasado islamistas y seculares supuestamente se reconciliaron, cabe preguntarse cómo seguirán ahora las relaciones entre los contendientes mencionados. Es decir, ¿el ataque a Hamdallah pone en jaque el acuerdo de unidad? Continuar leyendo “Hamas y Fatah: ¿Sigue en pie la reconciliación?”

Europa no debe caer en la trampa palestina

Artículo Original. Publicado también en POLÍTICAS Y PÚBLICAS el 23/02/2017.

El líder palestino Mahmud Abbas se dirige al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 20 de febrero de 2018 para criticar la posición de Estados Unidos, y solicitar una cumbre internacional para tratar con el conflicto israelí-palestino. Lamentablemente, los líderes europeos son propensos a recibir dicha propuesta con entusiasmo, y caer en lo que llamo la trampa palestina. Crédito por la imágen: Timothy A. Clary /AFP.

El 20 de febrero el presidente palestino Mahmud Abbas se dirigió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para plantear abiertamente su descontento con la política exterior de la actual administración estadounidense; y, de paso, anunciar que la posición de mediador en el conflicto con Israel está vacante. En efecto, desde que Donald Trump anunciara su disposición a reconocer a Jerusalén como capital del Estado judío en diciembre pasado, el liderazgo palestino llama a desconocer el rol convencional de Washington como broker entre las partes enfrentadas.

A mi modo de ver las cosas, tengo la impresión de que los políticos europeos, en su indigestión por los dichos y hechos de Trump, pueden caer en lo que llamaré la trampa palestina. Me refiero a la errada noción de que contradecir a Trump es justo y conveniente, y que desafiar la postura estadounidense en lo concerniente a Tierra Santa acercará la paz de algún modo, que sin embargo aún no ha sido descubierto. Continuar leyendo “Europa no debe caer en la trampa palestina”

La Unión Soviética y la Resolución 3379: la historia de la analogía entre sionismo y racismo

Artículo publicado en inglés en ACADEMIA el 27/01/2018.

Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1974. El 10 de noviembre de 1975 la Asamblea General aprobó la Resolución 3379 que equipara al sionismo con el racismo. Aprobada con 72 votos a favor contra 35 votos en contra, el documento estableció formalmente que el movimiento de autodeterminación judío es una forma de racismo y de discriminación racial. La resolución fue impulsada por la Unión Soviética, y recién sería derogada en 1991. Crédito por la imagen: Teddy Chen / ONU.

El 10 de noviembre de 1975 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 3379, un documento trascendental en la historia del organismo que confirió legitimidad al antisemitismo en su variante antisionista. Por definición, más allá de controversias relacionadas con el conflicto árabe-israelí, el sionismo es la ideología que pregona el derecho de los judíos a la autodeterminación política. No obstante, la Resolución 3379 estableció que el nacionalismo judío es “una forma de racismo y de discriminación racial”.

En el contexto de la Guerra Fría, el documento fue aprobado gracias a la mayoría automática formada por el bloque oriental, los países árabes, y los Estados alineados a la Unión Soviética, cuya fuerza numérica superó cómodamente el rechazo del bloque occidental. La resolución pasó con 72 votos a favor, 35 en contra, y 32 abstenciones. Historiadores y analistas argumentan que los soviéticos impulsaron la falsa analogía entre sionismo y racismo a los efectos de consolidar la unidad entre Moscú y sus clientes del llamado tercer mundo. Catalogando a Israel como un Estado inherentemente racista, los soviéticos se presentaban como guardianes de la causa antiimperialista, fomentando la solidaridad entre países relativamente nuevos –resultantes del proceso de descolonización– y el bloque comunista. Por este motivo, la resolución fue bien acogida no solamente entre los países árabes, pero por muchos africanos también; que vieron una supuesta conexión entre las políticas racistas de la Sudáfrica del apartheid y el sionismo, un movimiento nacido en Europa.

No obstante, la Resolución 3379 no vino de la nada. Durante mis estudios de maestría presente un trabajo que explora los orígenes de la analogía en cuestión. En esencia, encontré que Moscú comenzó a vilipendiar al sionismo en las Naciones Unidas durante los años sesenta, especialmente en respuesta a la presunta interferencia estadounidense en los asuntos internos de la Unión Soviética. Los representantes norteamericanos condenaban la negativa del bloque oriental a permitir que sus judíos emigrasen a Israel, cosa que a su vez retroalimentaba el arraigado antisemitismo ruso proveniente de la época zarista. Por ello, si bien la analogía entre sionismo y racismo es el resultado de las dinámicas de la Guerra Fría, también es evidente que su formulación fue una exteriorización del antisemitismo imperante en el establecimiento soviético.

Con el fin de la era soviética, en 1991 la Resolución 3379 sería derogada. No obstante, el precedente continúa siendo una perniciosa fuente de influencia en las Naciones Unidas, que nunca han logrado superar su obsesión hacia el Estado judío. El artículo que escribí durante mi maestría se encuentra publicado en inglés en el sitio Academia.edu, pero alternativamente puede encontrarse a continuación. Continuar leyendo “La Unión Soviética y la Resolución 3379: la historia de la analogía entre sionismo y racismo”

La situación en el sur de Siria: Irán se acerca a los Altos del Golán

Artículo Original.

Mapa del conflicto sirio provisto por https://syria.liveuamap.com, actualizado al 30 de diciembre de 2017. Las fuerzas leales a Bashar al-Assad están avanzando sobre posiciones del Frente Sur del Ejército Libre Sirio (FSA) al sur del país. Este desarrollo supone una jugada de alto riesgo, que marca la creciente influencia de Irán en la zona fronteriza aledaña a las Altos del Golan.

En las últimas semanas se han producido movimientos importantes en el sur de Siria, cerca del monte Hermón y de los Altos del Golán. Parece ser que el gobierno sirio y sus aliados proiraníes están emprendiendo una ofensiva contra los rebeldes del llamado Ejército Libre Sirio (FSA por sus siglas en inglés) ubicados en torno a la ciudad de Beit Jin. Los reportes de prensa indican que las fuerzas de Damasco emitieron un ultimátum a sus adversarios, ofreciéndoles una tregua temporaria. Siguiendo el precedente de acuerdos pasados, los rebeldes que así lo dispongan podrán viajar (escoltados por la Media Luna Roja Árabe Siria) a la provincia de Idlib, en donde podrán unirse a la insurgencia islamista que sigue allí sin aplacarse. Por otra parte, quienes no acepten la oferta deberán enfrentarse a una respuesta militar. Al momento de escribir estas líneas parece ser que los rebeldes del FSA están acatando las instrucciones.

Este desarrollo es significativo por dos cuestiones fundamentales. En primera instancia, sugiere que Irán y el régimen de Bashar al-Assad están dispuestos a capitalizar réditos políticos luego de la seguidilla de victorias que vienen obteniendo derrotando al Estado Islámico (ISIS), particularmente expulsando a los yihadistas de Deir Ezzor. Para al-Assad y sus aliados es muy importante proyectar fortaleza y determinación para reunificar Siria. En términos domésticos, la propia legitimidad del régimen descansa en la habilidad o competencia que muestre Assad a los efectos de pacificar el país. En segundo lugar, la ofensiva sobre Beit Jin es significativa porque muestra que el bloque chiita está asumiendo un riesgo calculado a sabiendas de una coyuntura internacional favorable. De este modo, Assad, asistido por Hezbollah, está permitiendo mayor influencia de proxies iraníes en Quneitra, a costas de invitar una respuesta militar israelí.

Esto merece un análisis aparte que permitirá evaluar el escenario que está desenvolviéndose en el sur de Siria. Por lo pronto todo indica que Irán está acercandose peligrosamente a Israel. Continuar leyendo “La situación en el sur de Siria: Irán se acerca a los Altos del Golán”

Entrevistas con los medios: la decisión de Trump y la situación en Israel

Entrevista con NTN24 (Bogota, Colombia), realizada el 08/12/2017.

Entrevista con TN (Buenos Aires, Argentina), realizada el 09/12/2017.

Entrevista con ‘El Zoom de RT‘, realizada el 13/12/2017.

 

Entrevista con MDZ Radio (Mendoza, Argentina), realizada el 07/12.

Mover la embajada de Estados Unidos a Jerusalén podría acercar un acuerdo de paz

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 07/12/2017.

El presidente estadounidense Donald Trump sostiene el memorándum firmado mediante el cual Estados Unidos se compromete a mover su embajada en Tel Aviv a Jerusalén, el 6 de diciembre de 2017. En contraste con una multiplicidad de voces, en lo personal creo que el anuncio será positivo para afianzar los prospectos de un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Crédito por la imagen: Mandel Ngan / AFP.

El presidente estadounidense Donald Trump anunció el 6 de diciembre que Washington reconocerá de aquí en más a Jerusalén como la capital de Israel. El anuncio desató una ola de críticas desde muchos frentes, comenzando por el propio Departamento de Estado, y continuando por diversos Gobiernos con intereses contrapuestos. A raíz del discurso cabe debatir cómo se desarrollarán las cosas, y hasta qué punto este acontecimiento tendrá repercusiones en el conflicto israelí-palestino, sean negativas, o bien positivas. Sin desmerecer la opinión de una mayoría de analistas y expertos, en este espacio propongo defender la decisión de Trump como un gran acierto en política exterior. Creo que, pese a que la jugada es evidentemente proisraelí, a la larga podría facilitar un acuerdo definitivo.

Por lo pronto, contrarío a la especulación que se reproduce en algunos medios de comunicación, lo cierto es que la decisión de Trump no altera la situación de facto en el terreno. Más allá de las controversias existentes, Jerusalén opera como capital de Israel desde que este ganó su guerra por la independencia. No por poco todos los mandatarios extranjeros que visitan el país son recibidos en dicha ciudad, y no así en Tel Aviv. Ahora bien, es innegable que la decisión de mover la embajada es polémica, y que ciertamente generará mucho malestar entre musulmanes, desembocando en protestas potencialmente violentas. Continuar leyendo “Mover la embajada de Estados Unidos a Jerusalén podría acercar un acuerdo de paz”

Acuerdo entre Hamas y Fatah: ¿verdadera reconciliación?

Artículo Original.

Palestinos celebran en la ciudad de Gaza el acuerdo entre Fatah y Hamas el 12 octubre de 2017. Las facciones rivales, enemistadas desde hace una década, anunciaron que pese a múltiples intentos por alcanzar la reconciliación en el pasado, esta vez se logró llegar a un acuerdo definitivo. Crédito por la imagen: Mahmud Hams / AFP.

El 12 de octubre se anunció que Al-Fatah y Hamas llegaron a un acuerdo auspiciado por Egipto para solucionar sus diferencias políticas. En teoría, el acuerdo pone fin al feudo entre islamistas y seculares que lleva ya diez años, particularmente desde que Hamas tomara el poder en la Franja de Gaza en 2007 (luego de tomarse la libertad de purgar a la dirigencia de Fatah). Según lo informado, Ismail Haniyeh, el jefe político de Hamas, se habría comprometido a liberar el paso para que Fatah pueda ejercer autoridad en Gaza a comienzos de diciembre. Si esto se cumple, Cisjordania y Gaza quedarían nuevamente supeditadas al control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que preside Mahmud Abbas.

Aunque es muy temprano para evaluar comprensivamente la viabilidad de tal compromiso, la historia reciente marca un precedente pesimista que vale la pena ser considerado. No es la primera vez que la formación militante de Haniyeh y la ANP pactan el cese de hostilidades. De hecho, ha habido siete u ocho intentos por alcanzar la reconciliación, ninguno con éxito duradero. Hamás y Fatah tienen intereses contrapuestos, ligados a la hegemonía política de los territorios palestinos. Por esta razón, por lo pronto es menester analizar la practicidad del acuerdo, las circunstancias que llevaron a su presentación, y qué efectos tendrá en el caso de materializarse. Continuar leyendo “Acuerdo entre Hamas y Fatah: ¿verdadera reconciliación?”

Entrevista con i24 News: La gira de Netanyahu por América Latina

Entrevista via Skype realizada el 12/09/2017.

La entrevista fue realizada en inglés para el programa Perspectives con Denise Ashur. Junto con Damian Pachter discutimos la visita del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu a la Argentina, en el marco de su gira por América Latina. Tras su paso por Buenos Aires, Netanyahu tiene previsto visitar Colombia y Mexico. Luego participará del plenario de la Asamblea General en Nueva York.

En esencia, comenté que Netanyahu es conocido por utilizar su investidura para impulsar las relaciones estratégicas de Israel con otros países. Aunque América Latina siempre presentó oportunidades, hasta recién las relaciones políticas estuvieron congeladas por el bloque de gobiernos populistas, ejemplificados por Cristina Kirchner en Argentina, y Dilma Rousseff en Brazil. Estos gobiernos solían adoptar la narrativa palestina, y contrariar los intereses de Israel durante votaciones en las Naciones Unidas. Comenzando en 2015 con la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, hay una nueva tendencia en la región, afianzada por Michel Temer en Brazil, y la muy probable reelección de Sebastían Piñera en Chile.

U Thant y la crisis del Sinaí de 1967

Artículo en inglés publicado en ACADEMIA el 30/07/2017.

El secretario general de las Naciones Unidas, U Thant (izquierda), y el líder egipcio Gamal Abdel Nasser reunidos en mayo de 1967. El legado de U Thant ha quedado embarrado por críticas que sugieren que el secretario general podría haber utilizado su investidura para solucionar la crisis de 1967.

Tal como lo discutía anteriormente en este espacio, es posible analizar la guerra de los Seis Días como una sucesión de eventos desafortunados, donde cada bando malinterpretó las intenciones del otro. En esencia, Gamal Abdel Nasser no buscaba la destrucción de Israel, mas no obstante sí necesitaba dibujarla como algo plausible en la mente de su gente. Con Egipto sumido en una crisis económica de envergadura, atascado en una guerra interminable en Yemen (el “Vietnam” egipcio), y con benefactores soviéticos cada vez más reticentes a prestarle ayuda, Nasser necesitaba mantenerse vigente como el campeón de la causa panarabista.

Por eso, cuando en mayo de 1967 se presentó una oportunidad para revalidar su reputación, Nasser mandó a militarizar el Sinaí. Justificó su postura en la supuesta intransigencia y belicosidad israelí hacia Siria. Lo cierto es que con este accionar se dio por iniciada una de las crisis diplomáticas más trascendentales del siglo XX. (Entre que Nasser mandó sus fuerzas al Sinaí e Israel lanzó su ataque sorpresa trascurrieron veinte días.)

En retrospectiva, el legado del entonces secretario general de las Naciones Unidas, U Thant, ha quedado manchado por estos eventos. Los críticos argumentan que, si bien estaba limitado por algunas cuestiones formales, U Thant podría haber utilizado la investidura de su oficina para calmar las tensiones, tal vez previniendo la guerra. En este sentido, U Thant es a veces acusado de no haber estado a la altura de las circunstancias, y de no haber sabido actuar con inteligencia y sagacidad. En esta sintonía, la principal acusación contra su figura está relacionada con su decisión de ordenar la retirada de los cascos azules del Sinaí, virtualmente inmediatamente luego de que Nasser se lo pidiera. Algunos sugieren que U Thant podría haber demorado dicha orden, apelando acaso a un debate internacional, o bien ejerciendo presión sobre Egipto.

Con el objeto de discernir qué tan justas son estas acusaciones escribí un artículo académico para una asignatura en la Universidad de Tel Aviv. El mismo está en inglés y se puede acceder a través del sitio Academia.edu. No descarto traducirlo en el futuro, quizás como parte de una publicación. Alternativamente puede leerse aquí a continuación. Continuar leyendo “U Thant y la crisis del Sinaí de 1967”

Los disturbios en Jerusalén: entre hipocresía y pragmatismo

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 24/07/2017

Jerusalén experimenta disturbios con motivo de la instación de detectores de metales en el Complejo del Monte del Templo (la Esplanada de las Mezquitas). Luego de que dos policias fueran asesinados en el sitio santo el 14 de julio, los detectores fueron instalados para reforzar la seguridad en el sitio. En la imagen, un adolescente palestino es detenido por un oficial israelí durante enfrentamientos el 17 de julio. Crédito por la imágen: Ammar Awad / Reuters.

El jueves 14 de julio tres jóvenes árabes con nacionalidad israelí mataron a dos policías en la Ciudad Vieja de Jerusalén con armas de fuego, particularmente dentro del complejo del Monte del Templo que alberga a la mezquita santa de al-Aqsa y la Cúpula de la Roca. Como consecuencia, a los efectos de reevaluar los mecanismos de seguridad en el lugar, las autoridades competentes decretaron clausurar el complejo temporariamente. Esta acción imposibilitó que los fieles musulmanes puedan ingresar al sitio al día siguiente para participar en la azalá (oración) del viernes, provocando una ola de consternación en el mundo musulmán. Subsecuentemente, la instalación de detectores de metales a la entrada del complejo exacerbó a las multitudes, dejando como saldo una serie de enfrentamientos entre palestinos y las fuerzas de seguridad.

Si bien los ataques terroristas en la Ciudad Vieja son una realidad recurrente, el último incidente llama la atención porque los agresores lograron ingresar al complejo del Monte, donde el control policial es aún mayor. En este sentido, inadvertida o intencionalmente, los militantes lograron explotar las tensiones subyacentes entre israelíes y palestinos, dando pie a incidentes explosivos. El enojo proviene de la percepción de que Israel busca anexarse el complejo, y que las medidas de seguridad adicionales están pensadas para acosar a los fieles deliberadamente, a modo de restringirles el paso e insultar su dignidad. No por nada la postura palestina sostiene que los detectores de metales constituyen “una violación a la santidad de la Mezquita de Al-Aqsa”.

¿Son válidas están percepciones? Son ciertas en la medida que reflejan la interpretación dominante en la escena musulmana, acostumbrada a pensar a Israel como un constructo colonial ilegítimo. Con independencia de lo acontecido, y sin importar que hagan o dejen de hacer las autoridades israelíes, estas impresiones no van a cambiar en el futuro previsible. Bien, paralelamente, a la luz de los hechos estas quejas revelan cierta hipocresía, visible cuando uno contrasta la seguridad en Jerusalén con la seguridad en La Meca. Por ello, es conveniente revisar la situación, como así el prospecto de que pueda darse una solución “intermedia”. Continuar leyendo “Los disturbios en Jerusalén: entre hipocresía y pragmatismo”