Revoluciones y batallas ideológicas

Publicado originalmente en INFOBAE el 10/11/14

revoluciones
En la izquierda, guardias fronterizos de Alemania Oriental intentan prevenir que una multitud se suba al Muro de Berlín, en la mañana del 10 de noviembre de 1989. En la derecha, miles de egipcios se congregan en la Plaza Tahrir el 25 de enero de 2012 para conmemorar el primer aniversario de la revolución que depuso a Hosni Mubarak. Crédito por las imágenes: izq. Tom Stoddart; der. Jeff J Mitchell (Getty).

El 9 de noviembre se conmemora la jornada en la que cayó el Muro de Berlín en 1989, evento de suma importancia para la reunificación alemana, y hecho simbólico que entre otros condujo al quiebre de la Unión Soviética. Podría decirse que la destrucción del Muro, en algún punto, signó la apertura de la llamada cortina de hierro que dividía geopolíticamente a Europa en dos, en un área libre y abierta al mercado y al juego democrático, y en otra área comunista y restrictiva, caracterizada por Estados policiales represivos.

Desde que comenzara la llamada Primavera Árabe en diciembre de 2010, mucho se ha dicho sobre las repercusiones a futuro de las protestas masivas y la caída de algunos de los longevos regímenes que gobernaban en Medio Oriente. Consistentemente con estos eventos, está muy en boga preguntarse si la caída de Zine Ben Ali en Túnez, Muamar Gadafi en Libia, Hosni Mubarak en Egipto y Ali Saleh en Yemen traerá aparejadas reformas verídicamente democráticas y republicanas en el mundo árabe. Con el derrocamiento de cada dictador, ha reflotado la comparación entre las plazas tunecinas, libias o egipcias y las plazas húngaras, polacas o alemanas. ¿Pero tiene sustento la analogía? ¿Tiene sentido comparar, por ejemplo, a los berlineses orientales con los campistas egipcios que se asentaron en la plaza Tahrir de el Cairo? Continuar leyendo “Revoluciones y batallas ideológicas”

¿Por qué el voto a favor de un Estado palestino es irresponsable?

Artículo Original

BzqEFZ_IEAA9NEX.jpg large
Afiche de la campaña británica por el reconocimiento a Palestina como Estado, difundido los últimos días en las redes sociales. El Partido Laborista fue la principal fuerza política que impulsó, y logró aprobar, la moción en el parlamento británico.

El día de ayer la Cámara de los Comunes votó por una mayoría de 274 contra 12 reconocer a Palestina como un Estado, “como una contribución para asegurar una solución negociada de dos Estados”. A estas alturas se habla de un “voto simbólico”, que según se espera, presionará a Israel a disponer mayores concesiones de cara a futuras negociaciones con la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Pero, ¿tendrá resultado? ¿Es responsable hacer un bypass al proceso de paz? Existen algunas consideraciones a ser tenidas en cuenta. Continuar leyendo “¿Por qué el voto a favor de un Estado palestino es irresponsable?”