Tipología de los grupos islámicos

Artículo publicado originalmente en la revista AL-GHUBARÁ (No 16) a cargo de la Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global (CISEG).

Devotos chiitas rezan en Teheran en abril de 2015. A la hora de hablar de plataformas islámicas, es necesario poder emplear terminología clara y específicar que significa cada cosa. Crédito por la imagen: Atta Kenare / AFP.

Al evocar organizaciones como el infame Estado Islámico (ISIS), Hezbollah, Al-Qaeda o Hamas, muchos de nosotros articulamos frases como “fundamentalismo islámico”, y palabras recurrentes como “terrorismo” y “extremismo”. Más allá de que dichos términos conllevan la carga valorativa que estos grupos probablemente merecen, es evidente que no toda plataforma islámica es igual, y que existen muchos matices dentro de la escala de radicalización. No todos los grupos musulmanes abogan por una yihad global, y no todos, por más conservadores, rechazan la idea de sufragio popular.

Con el auge de movimientos e insurgencias que pelean en nombre de Alah, son bastantes los periodistas que encuentran difícil dar con terminología acertada, o a lo sumo neutral, para reportar el accionar de los grupos que frecuentemente dominan titulares. Al caso, si el ISIS es yihadista y terrorista, ¿qué es entonces el Hamas palestino? Algunos políticos y formadores de opinión parecerían poner a estos ejemplos en el mismo cesto, utilizando los mismos rótulos para referirse a cada uno de ellos. Emplear esta terminología indistintamente crea impacto emocional, pero relativizar una cosa con la otra no contribuye a una discusión más acertada sobre el islam político.

A los efectos de dar con un lenguaje más apropiado, cada autor emplea algún sistema tipológico para clasificar a los grupos islámicos. Y aunque existen ríos de tinta sobre temas contemporáneos, hasta donde estoy enterado no existe consenso académico en virtud de categorizar organizaciones que son islámicas como políticas. He dedicado parte de mi actividad académica a estudiar este debate, y en mis columnas procuro balancear el lenguaje periodístico y cotidiano con el rigor escolástico necesario para no caer en relativizaciones terminológicas; que, a mi pesar, veo en algunos colegas.

En base a mi experiencia, y con la presunción de servir de guía a periodistas y a futuros autores, propongo un proceso fácil y rápido para poder llamar a las cosas por su nombre, y así distinguir entre distintas plataformas que se parecen, pero que no dejan de ser diferentes. Para ello es conveniente revisar el significado, no siempre claro, de las etiquetas discursivas más utilizadas para describir a grupos islámicos. Continuar leyendo “Tipología de los grupos islámicos”

Un asesinato geopolíticamente incorrecto

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 25/10/2018.

Jamal Khashoggi durante un evento en Estambul en mayo de 2018. El 2 de octubre Khashoggi entró al consulado de Arabia Saudita en dicha ciudad y no salió con vida. Desde entonces, a partir de un éscandalo internacional, Arabia Saudita reconoció que Khashoggi fue asesinado. En Occidente este incidente defenestró la imagen reformista del príncipe Mohammed Bin Salman. Además, el episodio complica el rendimiento de la campaña saudita contra Irán y diferentes plataformas islamistas. Crédito por la imagen: Omar Shagaleh.

El asesinato de Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul, el pasado 2 de octubre, se ha convertido en una novela policíaca de éxito internacional. Con el paso de los días se conocen más detalles acerca de la muerte grotesca del periodista, víctima aparente de la represión de una petromonarquía inescrupulosa, que ni siquiera cuida el decoro de sus sedes diplomáticas. Los captores de Khashoggi tenían órdenes de llevárselo a Arabia Saudita contra su voluntad. Cuando el periodista opuso resistencia, los agentes de seguridad entraron en pánico y –por una razón u otra– terminaron provocándole la muerte. Las fuentes indican que los ejecutores de la fallida operación decidieron entonces hacer lo que en la jerga se conoce como damage control; en esencia, encubrir la evidencia. Se llevaron el cuerpo en una alfombra y se la entregaron a un colaborador para que se deshiciera del cadáver. Los restos habrían aparecido luego descuartizados en la residencia del cónsul saudita.

Más allá de las vueltas que tome el caso en las próximas semanas, lo cierto es que el incidente ha dejado muy mal parada a la casa real saudita, desprestigiando sobre todo al joven heredero y rey de facto Mohammed Bin Salman (MBS). El asesinato del periodista, descrito y graficado por todos los medios internacionales, ha hecho más para despertar el interés por los derechos humanos en su país que la inclemente guerra en Yemen, que según algunas estimaciones ya se habría cobrado la vida de por lo menos 50,000 personas. Sin embargo, dónde verdaderamente se aprecia el impacto del caso Khashoggi es en la arena de la política mundial. Continuar leyendo “Un asesinato geopolíticamente incorrecto”

Presentando Galat Intelligence: riesgo político y seguridad en América Latina


En mi experiencia profesional me ha tocado trabajar con empresarios y organizaciones internacionales con fuertes intereses en América Latina. Por regla general trabajé con europeos y estadounidenses, quienes no necesariamente suelen estar al corriente con las novedades del continente. Más allá de las noticias del día, a la hora de llevar a cabo actividades comerciales es necesario comprender las dinámicas locales, entender la cultura de negocios de la región, las trabas “no escritas” impuestas por la política, la corrupción, y los riesgos aparejados a la criminalidad.

Como consultor independiente, y luego como asesor en seguridad para una empresa israelí, ayudé a personas y a empresas que no estaban lo suficientemente familiarizadas con las distintas coyunturas latinoamericanas. Algunos clientes buscaban servicios de consultoría luego de haber sufrido algún incidente o imprevisto. Otros, por el contrario, tomaban dichos servicios de forma proactiva. No obstante, al final de cuentas todos ellos comprendieron la necesidad de informarse sobre distintas tendencias en Brasil y en los países de habla hispana.

En el mundo de los negocios, anticipar riesgos puede significar la diferencia entre una buena y una mala inversión; y en algunos casos muy específicos, la diferencia entre la vida y la muerte. Por ejemplo, en septiembre de 2017, trascendió que un productor de la serie “Narcos” de Netflix fue asesinado en un municipio mexicano de alto riesgo. Un año después, tres geólogos fueron asesinados en Antioquia, Colombia, por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Las víctimas trabajaban para una minera canadiense. Estos acontecimientos no son para nada aislados, y demuestran la necesidad de contar con servicios de inteligencia y gestión de riesgo para trabajar en América Latina.

Esta necesidad me llevo a mí y a un grupo de colegas a encarar un nuevo desafío profesional. Nuestro emprendimiento se llama Galat Intelligence. Somos una firma dedicada a proveer servicios de consultoría para empresas y ejecutivos con proyección en América Latina. Del mismo modo en que un empresario occidental u asiático buscaría asesoría local para trabajar o esclarecer la situación en Medio Oriente, también busca conocimiento e intuición nativa para ayudarlo a navegar por los países latinoamericanos. Continuar leyendo “Presentando Galat Intelligence: riesgo político y seguridad en América Latina”

Crisis entre Israel y Rusia

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 26/09/2018.

Un IL-20 de reconocimiento como el que fue derribado durante la noche del 17 de septiembre. Baterías antiáreas sirias derribaron al avión por error luego de un ataqué israelí contra blancos en Latakia. El Ministerio de Defensa de Rusia acusó a Israel de ser responsable por el incidente, poniendo en tela de juicio la relativa impunidad que tiene la fuerza áerea israelí (IAF) sobre Siria. Crédito por la imagen: Alan Wilson / Wikimedia.

El 17 de septiembre un avión militar ruso fue derribado por error por el sistema S-200 en posesión del régimen sirio, ocasionando la muerte de sus 15 ocupantes. El incidente se produjo poco después de que la aviación israelí bombardeara una instalación en Latakia, presuntamente utilizada para almacenar armas químicas. A raíz del derribamiento del avión, un viejo turbohélice Il-20, el Kremlin acusó a Israel de aprovecharse deliberadamente del plan de vuelo de su aeronave, para así minimizar el riesgo supuesto para sus F-16. Según esta narrativa, los militares israelíes utilizaron al Ilushyn como “escudo”, a los efectos de distraer a las baterías antiaéreas mientras se realizaba el ataque quirúrgico.

Teniendo en cuenta el precedente del caza ruso derribado en Siria por Turquía en 2015, una ocurrencia que llevó a Moscú a adoptar sanciones temporales contra Ankara, no sorprende que la caída del Il-20 haya trascendido más que el ataque israelí propiamente dicho. Por otra parte, los ataques israelíes hacia blancos en Siria ya se han convertido en una recurrencia predecible, y por tanto la noticia de una intervención aérea ya no llama la atención. Notoriamente, el 15 de septiembre, dos días antes del último incidente, Israel habría bombardeado el Aeropuerto Internacional de Damasco, buscando paralizar o demorar entregas de armamento para Hezbollah y milicias alineadas con Irán.

Sin importar las intenciones de Israel, o bien su grado de culpa (o falta de ella) en el derribamiento de la aeronave, lo cierto es que Rusia amenaza con tomar represalias. El hecho importante estriba en las dudas que ahora pesan sobre la que hasta recién era una eficiente relación de cooperación entre los militares de ambos Estados. Vale entonces preguntarse qué podría suceder de aquí en adelante, y sobre todo si este acontecimiento puede amenazar la maniobrabilidad de la aviación israelí en el espacio aéreo sirio. Continuar leyendo “Crisis entre Israel y Rusia”

Turquía: ¿Seguirá siendo miembro de la OTAN?

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 20/08/2018.

La crisis diplomática entre Turquía y Estados Unidos, especialmente a partir del desplome de la lira turca, pone en cuestionamiento qué tan sustentable es la membrecía de Turquía en la OTAN. En tanto ningún Gobierno parece mostrarse dispuesto a ceder frente a las demandas del otro país, han reflotado los cuestionamientos sobre la conveniencia de que Turquía siga siendo parte de la alianza del Atlántico Norte.

La depreciación de la lira turca tiene a los mercados mundiales en vilo, y revela el grado de susceptibilidad que tienen las economías emergentes frente a Estados Unidos. El catalizador del desplome fue un tweet de Donald Trump, quien el 10 de agosto anunció que duplicaría las tarifas al acero y al aluminio turco. Como consecuencia, en el transcurso de una semana la lira llegó a perder el 7% de su valor frente al dólar. Sin embargo, la moneda viene en picada desde hace meses, y en lo que va de 2018 ha perdido el 40% de su valor.

Las medidas proteccionistas de Estados Unidos dan cuenta de la crisis en la economía turca, pero son solo una parte de la historia. Los analistas conceden que la consagración del presidente Recep Tayip Erdogan como “sultán” allanó el paso para esta situación. Su abusiva injerencia sobre las arcas públicas y sobre el Banco Central mermó la confianza de los mercados: los inversores entendieron que la creciente autocracia turca y la libertad económica no prometen ir de la mano. Mientras tanto, Erdogan viene utilizando la circunstancia para incentivar la narrativa islamonacionalista de su plataforma, afirmando que su país peleará la guerra económica con la primera potencia mundial.

Esta disputa es el último episodio en una serie de controversias entre Washington y Ankara, las cuales revelan que la brecha entre Turquía y Occidente está creciendo a pasos agigantados. En este sentido, los últimos acontecimientos vuelven a poner en cuestionamiento qué tan sustentable es la membrecía de Turquía en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Continuar leyendo “Turquía: ¿Seguirá siendo miembro de la OTAN?”

¿Por qué Santos reconoció a Palestina como Estado?

Artículo Original.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, junto al expresidente Juan Manuel Santos en Bogotá, el 11 de octubre de 2011 durante una visita oficial. Cuatro días antes de acabar su mandato, Santos sorprendió a palestinos e israelíes al darse a conocer que había reconico a Palestina como Estado independiente. ¿Tuvo Santos los mejores intereses de Colombia en mente al tomar dicha decisión? Crédito por la imagen: AFP.

El 3 de agosto, cuatro días antes de la inauguración de Iván Duque Márquez, el flamante presidente de Colombia, el Gobierno del saliente Juan Manuel Santos reconoció a Palestina como Estado soberano. Como era de esperarse, mientras las autoridades palestinas festejaron el tanto diplomático, la decisión causó sorpresa y disgusto en Israel. Peculiarmente, la noticia solo trascendió por un comunicado de la misión palestina en Colombia, que citaba como fuente una nota enviada por la entonces canciller de Santos, María Ángela Holguín. Es decir, el reconocimiento se produjo de forma silenciosa, fuera del ámbito público; y sin mostrar Colombia expreso interés en que la novedad fuese comunicada de forma oficial a través de un comunicado propio.

Colombia suele ser considerada como el mejor aliado de Israel en América Latina. El propio Santos había confirmado en 2011 que su país no reconocería a Palestina “por una cuestión de principios”. En aquellos tiempos la idea de declarar un Estado Palestino ya comenzaba a ganar adherentes en la arena internacional. Un año después, la Asamblea General de la ONU aprobaba una resolución declarando a Palestina como Estado observador no-miembro, una decisión en la que Colombia se abstuvo de participar.

En vista de este sorpresivo giro de acontecimientos, cabe preguntarse qué ha cambiado, si es que en efecto la dirigencia colombiana cambió el rumbo. Continuar leyendo “¿Por qué Santos reconoció a Palestina como Estado?”

¿Otra guerra en Gaza?

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 01/08/2018.

El ejército israelí bombardea posiciones de Hamas en la Franja de Gaza, el 14 de julio de 2018. A lo largo del mes han subido las tensiones con motivo de ataques de la organización islamista y retribuciones israelíes. Esta situación pone de manifiesto la posibilidad de una una nueva guerra en Gaza. Crédito por la imagen: Bashar Taleb / AFP.

El 20 de julio un francotirador gazatí mató a un soldado israelí. A modo de retaliación, Israel bombardeó posiciones del grupo Hamas, hiriendo de muerte a cuatro personas, tres de ellas militantes islamistas. Ahí mismo Hamas se apresuró a buscar el cese al fuego por vía de sus intermediadores egipcios. A su vez, estos les habrían comunicado a los regentes de la Franja de Gaza que Israel estaba perdiendo la paciencia, y que iría a la guerra de sucederse otro incidente semejante.

Una semana antes, el 14 de julio cazas israelíes bombardearon un puesto de mando de Hamas, matando a dos militantes. Esta acción fue una respuesta frente al lanzamiento de cohetes contra Israel durante las horas previas, y así también a las cometas incendiarias que vienen siendo soltadas hacia Israel desde el último mes.

Estos acontecimientos se enmarcan en una serie de enfrentamientos recientes, y dan cuenta de tensiones en ascenso que podrían decantar en un nuevo conflicto como la guerra de 2014. ¿Qué posibilidad existe de que esto termine sucediendo? Benjamín Netanyahu es criticado por el ala dura de su coalición, cuyos miembros sostienen que frenar la mano con Hamas solo traerá más perjuicios en el futuro previsible. Continuar leyendo “¿Otra guerra en Gaza?”

Seguridad de Israel: punto de consenso entre Rusia y Estados Unidos

Artículo Original.

Vista del rastro de humo que dejo en el cielo un misil Patriot disparado por Israel para interceptar un caza de combate sirio que pentró el espacio áereo israelí, el 24 de julio de 2018. Al momento de escribir se desconoce la suerte final de los pilotos del Sukhoi-24 derribado. Este tipo de incidentes ponen de manifiesto el riesgo de que se produzca una escalación en el sur de Siria involucrando a Israel. Tanto Estados Unidos como Rusia están de acuerdo que tal escenario debe ser evitado. Crédito por la imagen: David Cohen / Flash90.

A propósito del encuentro entre Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki el 16 de julio, varios analistas tienen la impresión de que el ganador más claro ha sido Benjamín Netanyahu. Si bien Estados Unidos es tradicionalmente receptivo a las necesidades de Israel, en las circunstancias actuales los rusos también están manifestando una valoración positiva hacia dicho país.

A juzgar por la conferencia de prensa ofrecida por los mandatarios de las potencias, Israel representa un punto de consenso en la agenda. Trump aseguró que trabajará con su homólogo ruso para velar por la seguridad de Israel. Putin, por su parte, insistió en la necesidad de garantizar el statu quo (el cese al fuego) que sucedió a la guerra de Yom Kippur. Pero teniendo en cuenta que han habido y continuarán ocurrido incidentes de violencia, que podrían servir de catalizadores para una escalación en el sur de Siria, Washington y Moscú parecen acordar la necesidad de ofrecerle a Israel garantías para congelar o desacelerar las tensiones en la región aledaña a los Altos del Golán. Continuar leyendo “Seguridad de Israel: punto de consenso entre Rusia y Estados Unidos”

Trump en la cumbre de Helsinki: ¿rendición o pragmatismo?

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE el 23/07/2018.

El presidente estadounidense Donald Trump estrecha la mano de su contraparte rusa, Vladimir Putin, durante la cumbre de Helsinki celebrada el 16 de julio. Mientras que algunos analistan observan que la cumbre es un hito necesario para reactivar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, otros señalan que el comportamiento de Trump fue bochornoso. El balance del evento posiblemente se encuentre entremedio de estas posiciones. Crédito por la imágen: Pablo Martinez Monsivais / AP.

El 16 de julio Donald Trump se reunió con Vladimir Putin en Helsinki, en el primer encuentro oficial entre los mandatarios de Estados Unidos y Rusia en ocho años. El evento ha levantado controversia entre diplomáticos y analistas, y mientras algunos lo interpretan como “histórico”, otros advierten que el suceso ha sido trágico, lamentando particularmente el comportamiento de Trump de cara a su contraparte rusa.

A mi modo de ver las cosas, el balance de la cumbre proviene de entremedio de estas posiciones. Por un lado, la única forma en la que Washington y Moscú pueden plantear objetivos en común es médiate la cooperación. Por otro, no deja de ser cierto que Trump “reservó su cara más amable” para Putin, a quien los servicios de inteligencia occidentales culpan directa o indirectamente por interferir en procesos electorales extranjeros.

Si bien la cumbre representa un hito necesario en política internacional, Trump no hizo gala de la bravura que lo caracteriza, dándole a los rusos señales de apaciguamiento equivocadas. Por ello, conviene analizar los distintos argumentos sobre las implicancias de la cumbre, y preguntarse si realmente ha tenido algún impacto práctico más allá de los apretones de manos. Continuar leyendo “Trump en la cumbre de Helsinki: ¿rendición o pragmatismo?”

Israel – Estado nacional judío: una ley contraproducente e innecesaria

Artículo Original. Publicado también en AURORA el 25/07/2018.

La ley “Israel-Estado nacional judío” es controversial y refleja la grieta creciente en la sociedad israelí en relación con asuntos identitarios. La ley representa una victoría símbolica de quienes ponderan judaismo por sobre democracia. Pero lejos de introducir cambios en la vida cotidiana, la ley a lo sumo refleja el pesimismo de los sectores duros hacia una solución de dos Estados, que evitaría la necesidad de escudar jurídicamente el carácter judío de Israel. Crédito por la imágen: Knesset.gov.il

El 19 de julio el Parlamento israelí aprobó una ley controversial para afianzar el carácter judío de Israel, estableciendo que el país es el “hogar nacional” del pueblo judío. Aprobada por una diferencia de siete votos, la medida reafirma la autodeterminación judía en el corpus jurídico conocido como ley básica o fundamental. Dado que Israel no posee constitución escrita, las leyes “básicas” actúan como un mecanismo similar, representando anclas inviolables que son difícil de enmendar. La ley “Israel – Estado nacional judío” se convierte entonces en la número 16.

Este desarrollo levanta polémica y polariza a la sociedad israelí. La nueva legislación degrada al árabe de idioma oficial a “lengua especial”, y consagra los símbolos patrios judíos como la bandera, el himno (hatikva) y el escudo con la menorá. Afianza además la responsabilidad del Estado por fomentar la inmigración judía y velar por el carácter no laboral del shabat (sábado). También fija a Jerusalén como “capital unificada y completa” de Israel, y establece que el Estado perseguirá el asentamiento de judíos como un valor nacional.

Estas introducciones normativas vienen a resaltar cosas que se suponían obvias. En efecto, nadie duda de que Israel fue creado por sus fundadores con el expreso propósito de servir como hogar nacional judío. Por ello, y en vista del antagonismo que la nueva ley despierta en sectores árabes, vale preguntarse para qué sirve y qué consecuencias prácticas tendrá. Continuar leyendo “Israel – Estado nacional judío: una ley contraproducente e innecesaria”