El origen y futuro de la iconoclasia islámica

Artículo Original. Publicado también en INFOBAE bajo el título de “La prohibición de la representación de Mahoma, una guerra contra la cultura misma”.

"Él disparo primero". Por el caricaturista australiano David Pope
“Él dibujó primero”. Por el caricaturista australiano David Pope.

El terrorismo volvió a tocar Paris, y esta vez, a diferencia de lo que algunos sostienen aún, el acontecimiento no estuvo ligado a Medio Oriente. Los terroristas que mataron a una decena de personas en la redacción del ácido semanario Charlie Hebdo, el último miércoles, no estaban allí para protestar contra las políticas galas en el Líbano, o para forzar al Gobierno a retirar sus contingentes militares de tierras musulmanas. Tampoco dispararon para que el mundo tome conciencia de los reclamos palestinos. Estos, algunos de los motivos tradicionales apelados por los terroristas para justificar la violencia en suelo europeo, esta vez no fueron invocados; y sin embargo nadie pareció sorprendido frente a lo sucedido cuando se supo que el ataque fue perpetrado por musulmanes.

El leitmotiv del ataque en teoría es simple. El islam por naturaleza no acepta que los Profetas, como Abraham, Jesús o Mahoma, sean representados mediante gráficos antropomórficos, mediante tallados o dibujos que los muestren en su contorno humano. Para empezar, vale señalar que esto explica porque algunos países musulmanes han prohibido las recientes películas de trama bíblica como Noé (Noah) y Éxodo (Exodus: Gods and Kings).

Por supuesto, existe una brecha importante entre una prohibición religiosa y su imposición mediante la fuerza. Pero en esta costumbre, darle una cara al último de los Profetas es el mayor insulto, y representa el pico de la indiferencia a las sensibilidades musulmanas. Si bien el islam, a diferencia del cristianismo, no considera a su fundador el hijo de Dios, sino que lo rememora como un mortal agraciado como el último mensajero del Señor, graficarlo antagoniza con todo aquello que su doctrina representa. La prohibición comenzó como una política para contrarrestar las habituales prácticas de idolatría contempladas en Arabia desde antaño. Tawhid, la “unicidad de Dios”, solamente será velada y respetada si se concede que todo pertenece al Creador, de modo que todo intento por diversificar la divinidad, atribuyéndosela a hombres, signa una desviación de la religión. Continuar leyendo “El origen y futuro de la iconoclasia islámica”

Todavía es posible hacer justicia

Publicado originalmente en INFOBAE el 24/11/14

La extradición de Hassan Diab a Francia

3470703
El 6 de octubre de 1980 el entonces alcalde de París, Jacques Chirac, es testigo de los daños que dejó el atentado sobre la sinagoga de la calle Copernic, el cual se llevó la vida de cuatro personas. Crédito por la imagen: DELMAS/AFP/Getty Images / Ottawa Citizen archives.

Una noticia que no trascendió mediáticamente, a pesar de la suerte de conexidad espiritual que podríamos hacer los argentinos con ella, es la extradición de Hassan Diab, desde Canadá a Francia, por su presunta responsabilidad en el atentado perpetrado contra la comunidad judía francesa en 1980. Acaso una seña de esperanza para los familiares de las víctimas de los atentados a la Embajada de Israel en 1992, y AMIA en 1994, el caso muestra que incluso luego de tantos años, todavía es posible hacer justicia.

El atentado en cuestión, ocurrido el 3 de octubre de 1980 contra la sinagoga de la calle Copernic, fue el primer ataque contra los judíos franceses desde que los nazis ocuparan el país cuarenta años antes. Según pudo comprobarse, el hecho se produjo cuando pasadas las 18:30 de la tarde, a poco antes de terminar el servicio religioso del viernes, estallaron 10 kilogramos de explosivos escondidos en las alforjas de una motocicleta estacionada fuera de la sinagoga. En el incidente murieron cuatro transeúntes, y más de cuarenta personas resultaron heridas. Aunque al comienzo las autoridades sospecharon de las viejas agrupaciones antisemitas locales, pronto quedo claro que la hipótesis de una conexión con Medio Oriente tenía más sustento. Continuar leyendo “Todavía es posible hacer justicia”

Revoluciones y batallas ideológicas

Publicado originalmente en INFOBAE el 10/11/14

revoluciones
En la izquierda, guardias fronterizos de Alemania Oriental intentan prevenir que una multitud se suba al Muro de Berlín, en la mañana del 10 de noviembre de 1989. En la derecha, miles de egipcios se congregan en la Plaza Tahrir el 25 de enero de 2012 para conmemorar el primer aniversario de la revolución que depuso a Hosni Mubarak. Crédito por las imágenes: izq. Tom Stoddart; der. Jeff J Mitchell (Getty).

El 9 de noviembre se conmemora la jornada en la que cayó el Muro de Berlín en 1989, evento de suma importancia para la reunificación alemana, y hecho simbólico que entre otros condujo al quiebre de la Unión Soviética. Podría decirse que la destrucción del Muro, en algún punto, signó la apertura de la llamada cortina de hierro que dividía geopolíticamente a Europa en dos, en un área libre y abierta al mercado y al juego democrático, y en otra área comunista y restrictiva, caracterizada por Estados policiales represivos.

Desde que comenzara la llamada Primavera Árabe en diciembre de 2010, mucho se ha dicho sobre las repercusiones a futuro de las protestas masivas y la caída de algunos de los longevos regímenes que gobernaban en Medio Oriente. Consistentemente con estos eventos, está muy en boga preguntarse si la caída de Zine Ben Ali en Túnez, Muamar Gadafi en Libia, Hosni Mubarak en Egipto y Ali Saleh en Yemen traerá aparejadas reformas verídicamente democráticas y republicanas en el mundo árabe. Con el derrocamiento de cada dictador, ha reflotado la comparación entre las plazas tunecinas, libias o egipcias y las plazas húngaras, polacas o alemanas. ¿Pero tiene sustento la analogía? ¿Tiene sentido comparar, por ejemplo, a los berlineses orientales con los campistas egipcios que se asentaron en la plaza Tahrir de el Cairo? Continuar leyendo “Revoluciones y batallas ideológicas”

¿Por qué el voto a favor de un Estado palestino es irresponsable?

Artículo Original

BzqEFZ_IEAA9NEX.jpg large
Afiche de la campaña británica por el reconocimiento a Palestina como Estado, difundido los últimos días en las redes sociales. El Partido Laborista fue la principal fuerza política que impulsó, y logró aprobar, la moción en el parlamento británico.

El día de ayer la Cámara de los Comunes votó por una mayoría de 274 contra 12 reconocer a Palestina como un Estado, “como una contribución para asegurar una solución negociada de dos Estados”. A estas alturas se habla de un “voto simbólico”, que según se espera, presionará a Israel a disponer mayores concesiones de cara a futuras negociaciones con la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Pero, ¿tendrá resultado? ¿Es responsable hacer un bypass al proceso de paz? Existen algunas consideraciones a ser tenidas en cuenta. Continuar leyendo “¿Por qué el voto a favor de un Estado palestino es irresponsable?”